Para ser eficaz en el estudio

4. ¿QUÉ ES IMPRESCINDIBLE PARA SER EFICAZ EN EL ESTUDIO?

Aquí van algunas recomendaciones para que tu esfuerzo sea eficaz:

  • Sólo competir con uno mismo
  • La fuerza de voluntad: soporte de todas las estrategias para el éxito

Aquí tienes un decálogo que nos invita a formular nuestros propósitos de forma positiva y a fijarnos objetivos que sean medibles y observables, dentro de nuestras posibilidades y con un límite de tiempo adecuado. Debes ser consciente de que eres responsable de lo que te ocurra. Por ello, has de actuar siendo siempre previsor, sensato y práctico, y acercándote a personas que te sirvan de ejemplo de fuerte voluntad. Realiza algo que no te gusta para afianzar tu voluntad (¡pero que no dañe a nadie!). Haz un resumen del compromiso y prémiate por los actos de voluntad que realices, aprendiendo a disfrutar de todo cuanto hagas.

  • Mens sana in corpore sano.

El cuerpo y la mente están en equilibrio. Cuida el cuerpo y estarás eneficiando a la mente. Cuida la mente y estarás beneficiando al cuerpo: tu sistema inmunológico se reforzará, etc. Piensa que, del mismo modo que hay quien se muere de pena, hay quien se sana con una actitud positiva. Si quieres cuidarte, pincha aquí y verás algunos consejos.

  • El hombre es lo que cree ser

Comienza por ver lo positivo que hay en ti. Recuerda tus pequeños o grandes éxitos del pasado. Atrévete a cambiar todas las representaciones internas negativas que tienes de ti mismo y te convertirás en una persona con éxito.

  • Botiquín psicológico

Este botiquín te ayudará a lograr cualquier objetivo que te propongas, y a ser una persona adulta eficaz. Siempre que el desánimo y la pereza traten de apoderarse de la situación, aplícalo.

El tesón y el coraje son imprescindibles en la vida. Nadie te regala nada: todo depende de tu esfuerzo, de no cesar de “afilar el hacha” de la voluntad, y de que tus propias actitudes sean siempre positivas, sean cuales fueran las circunstancias.

Un estudiante saludable, es aquel que: tiene un buen nivel de autoestima; tiene entusiasmo y fe en sí mismo y ausencia de complejos; y tiene una actitud receptiva y curiosidad e interés por aprender (lo que la psicóloga Carol Dweck llama tener una “mente orientada al crecimiento”)

5. CÓMO PLANIFICAR EL ESTUDIO

La mejor hora para el trabajo intelectual es la primera hora de la mañana. Los días de clase es mejor empezar después de hacer la digestión. Por la tarde, hay que merendar y continuar. Conviene realizar descansos de 5-10 minutos cada 30 o 40 minutos de estudio, o de 10-15 minutos cada hora para ser más eficaz. Recuerda los picos de la memoria que vimos en clase:

picos-memoria

(Esta foto está sacada de El libro de la Lectura Rápida de Tony Buzan.)

Estos descansos permiten al subconsciente asimilar y ordenar la información. En estos descansos podemos tomar un refresco, merendar, pasear o símplemente relajarnos. Es conveniente cambiar de habitación. Y es necesario olvidarnos completamente del estudio durante este tiempo: nada de repasos mentales, aunque necesitemos hacerlo. Es mejor aguantar y crear cierta “adicción”.

La primera materia que hay que estudiar es de dificultad media, la segunda de gran dificultad, y al final de poca dificultad. Es necesario tener delante el planing semanal antes de programar el estudio; y sólo después de programarlo, comenzar a estudiar.

Acerca de Aida Ivars

Profesora de secundaria de Física y Química... geek de las ciencias y la educación, y dedicada a su intersección.
Esta entrada fue publicada en Qué y cómo vamos a estudiar. Guarda el enlace permanente.